“La mujer no es una máquina de hacer niños, tiene que vivir y hacer cosas diferentes”

  • Silya Ziani ofreció un concierto y participó en el debate que puso el punto final de la quinta edición de Mostra Viva del Mediterrani.
  • La cantante y activista fue la primera mujer encarcelada a raíz de las movilizaciones del Rif.

Mohamed Abassi, Abdechak Akandouch, Silya Ziani y Anouar Ahaddouch. Foto: Laura Pérez

Se llama Silya Ziani y es uno de los rostros más visibles de las protestas del Rif marroquí, movilizaciones que empezaron a ser más importantes a raíz de la muerte en octubre de 2016 de Mohsin Fikri, un vendedor de pescado que falleció aplastado dentro de un camión de basura intentando recuperar la mercancía que la policía le había confiscado poco después de haberlo comprado en la lonja; eso supuso la chispa para que las protestas comenzaran a hacerse de forma masiva diariamente.

Ziani, a la que le faltaba poco para terminar sus estudios en la universidad de Uchda cuando los dejó para unirse a las manifestaciones, saltó a la fama cuando el pasado 5 de junio se convirtió en la primera mujer que era arrestada a raíz de las protestas; la detención tuvo lugar de madrugada cuando se dirigía junto a otros compañeros en un taxi colectivo al juicio contra Nasser Zafzafi, uno de los líderes del movimiento del Rif. Desde ese día, estuvo encarcelada en régimen de aislamiento y se mantuvo en huelga de hambre hasta que fue indultada por el rey Mohamed VI a finales del pasado mes de julio.

Salima, ese es su nombre de nacimiento, admite que “desde que salí de la cárcel, tengo mucho más cuidado con lo que hago porque aprecio la libertad”, además, lamenta que “en Marruecos puedes ser un delincuente, puedes robar o drogarte, y no pasa nada; pero si eres un preso político te tratan muy mal”.

Junto a sus compañeros Anouar Ahaddouch, Mohamed Abassi y Abdechack Akandouch; que hace las veces de traductor, Ziani estuvo en Valencia invitada por la Mostra Viva del Mediterrani donde ofreció un concierto en los Jardines del Turia tras la gala de clausura y también participó en un debate celebrado en la Nau poniendo así el broche de oro a una quinta edición que por otro lado, ha sido la primera competitiva desde que volviera a celebrarse cinco años atrás.

Tanto Silya como el resto del grupo coinciden en señalar que lo que están pidiendo no es la independencia del Rif, sino infraestructuras, hospitales, una universidad; en definitiva, demandan Derechos básicos y fundamentales que en pleno siglo XXI en Europa se dan por sentados. Ziani, que apenas cuenta con 23 años tiene la mirada triste y en ocasiones algo perdida quizá fruto de todo lo que ha vivido pese a su corta edad.

Preguntada por su estilo artístico, defiende la unidad del Mediterráneo como cultura única y destaca que no hay tanta diferencia entre todas las sociedades bañadas por este mar que abarca desde el Líbano hasta el estrecho de Gibraltar. A pesar de ser mujer en un país donde son los hombres los que controlan la mayoría de ámbitos de la vida cotidiana, Silya se erige como la líder de un grupo musical integrado por jóvenes, y es que destaca que “la mujer no es una máquina de hacer niños, tiene que vivir y hacer cosas diferentes”, sin embargo “yo no he venido para romper con nada, es que soy así; y pienso que todas debemos tener el derecho de hacer lo que queramos con nuestra vida”.

El encuentro terminó con Ziani mostrándose “orgullosa de haber participado en el Festival cultural de Mostra Viva, y como artista, tener la oportunidad de enseñar a todo el mundo y mandar un mensaje de protesta, pero también un grito de libertad”.

Edgar B. de Murcia