MOSTRA VIVA EXHIBE LA OBRA DE FOUED BOUATBA, ARTISTA ARGELINO QUE NAUFRAGÓ EN UNA PATERA

Casa de Argelia expone desde mañana en Valencia “Harraga, un retornado”, la muestra que atestigua el drama de la emigración en el Mediterráneo a través de la mirada de un creador que permaneció varios días perdido en el mar.

Valencia, lunes 7 de octubre. La exposición “Harraga, un retornado”, organizada por Mostra Viva del Mediterrani, la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas del Mediterráneo y el Centro de Recursos y Evaluaciones Interculturales abre sus puertas este martes en la Casa de Argelia (Pasaje Residencias Luz),

La exposición ofrece hasta el 7 de noviembre un testimonio de primera mano sobre el drama de la migración en el Mediterráneo, tan presente desde hace muchos años, a través del trabajo de Foued Bouatba, un artista que sobrevivió en 2007 a un naufragio cuando la pequeña embarcación en la que trataba de llegar a Cagliari, junto a otras 17 personas, tuvo que ser rescatada por la marina argelina tras varios días a la deriva.

Bouatba, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Annaba (Argelia) y diplomado por la Escuela Superior de Arte de Dunquerque, asegura que volvió de esta experiencia más consciente de su vocación artística y de su deber de contar la realidad sobre lo que está ocurriendo a las puertas de Europa, pero a través del arte. Por ello, su trabajo está enfocado a denunciar esta situación de aislamiento y sufrimiento a través la creación multidisciplinar.

El artista argelino utiliza como material creativo el alquitrán -derivado del petróleo- como símbolo de la riqueza de los países del Mediterráneo meridional y con el que apela a las conciencias de los Estados europeos que impiden la entrada a las personas que huyen de la guerra y la represión. “Harraga” hace referencia a “los que queman fronteras”; nombre que se les da en los países del sur a las personas que arriesgan sus vidas para llegar a Europa.

Para el creador, cuya muestra reúne una veintena de trabajos, su experiencia es tan difícil de poder explicar que por ello recurre a la obra de arte. “Quise llegar a Europa para encontrar un futuro mejor y poder desarrollar mi trabajo. Pese a las dificultades, lo he conseguido”, confiesa el artista.

Con esta exposición, Mostra Viva quiere arrojar luz sobre la gravedad de la situación que está teniendo lugar a tan solo unos kilómetros mar adentro y, al mismo tiempo, urgir a buscar soluciones para atajar uno de los mayores dramas humanos que ha sufrido el Mediterráneo en toda su historia.

Casa Argelia es un espacio que promueve la interculturalidad y la cooperación a través de acciones culturales que buscan establecer puentes culturales y de diálogo y al mismo tiempo establecer y enviar mensajes de paz y solidaridad.

“Harraga” tiene como objetivo teórico intentar romper el muro del silencio que rodea este tema a ambos lados del Mediterráneo así como dar otra visión del fenómeno de las migraciones con un testimonio auténtico vivido en primera persona por el propio artista.