“12:19 temps de silenci” analiza el cierre de RTVV al cumplirse un año del apagón

José Manuel Barragán. Cita interesante la que se celebró en el último día de la Mostra Viva – Cinema del Mediterrani. “Un nou espai audiovisual pel País Valencià” fue la actividad desarrollada en La Nau, donde se proyectó el documental “12:19 temps de silenci”, el relato de una televisión aniquilada: Radio Televisión Valenciana (RTVV). Pese a las protestas ciudadanas, periodistas, políticos, etc., el 29 de noviembre de 2013 el Partido Popular cerró RTVV, en un día para el recuerdo por el programa de 12 horas resistiendo el apagón y el esperpento del Gobierno valenciano sentenciando la televisión de los ciudadanos.

Vicent Gregori (Asociación Mostra Viva) moderó el debate posterior a la proyección del documental, incidiendo en la “importancia de tener nuestro espacio audiovisual en el País Valencià. El documental refleja esa necesidad”. Gregori defendió que “el documental es un reflejo de profesionalidad y demuestra que en Canal 9 había gente que luchaba por hacer las cosas bien”.

Entre los ponentes se encontraban Jesús Moreno (director del documental) y Pura Requena (guionista del documental). Moreno alabó “el trabajo colectivo realizado por todo el equipo para poder acabar la pieza en el primer aniversario del cierre de RTVV”. Pura Requena, por su parte, agradeció al público su presencia en este acto de Mostra Viva. Además, afirmó que el documental es “un retrato de cómo el Gobierno de Alberto Fabra se deshizo de Radio Televisión Valenciana”. Sobre la posible reapertura del canal autonómico en 2015, dijo que “el nivel de “empastrada” es tal que ninguno de los que estamos aquí podemos responder”.

Otra persona presente en la mesa-debate fue Luis Lizarán (miembro de la Mesa del Sector Audiovisual) y sostuvo que el cierre de RTVV fue la “crónica del fracaso de una sociedad”. Para Lizarán, “lo de RTVV fue un asesinato precedido de un largo tiempo de tortura”. Añadió que “este cierre debe invitarnos a reflexionar sobre las iniciativas para reflotar el sector audiovisual”. Para ello, Lizarán apuesta por “implicarnos todos ya que los medios audiovisuales son la herramienta que una sociedad necesita, un espejo donde verse reflejada y un vehículo que permita llegar a todas partes”.

Diego Mollà, profesor de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Valencia, también participó en el debate. Mollà destacó el gran trabajo realizado y apuntó que “el problema es industrial. A nivel de producción estábamos moribundos antes del asesinato de RTVV”. Además aportó su punto de vista como maestro universitario ya que ha constatado que la ausencia de RTVV “elimina parte de las salidas laborales de los alumnos”.

Por otro lado, fue destacable la opinión del público durante el turno de preguntas. Durante la ponencia se centró gran parte de las críticas en la sociedad valenciana por su ausencia de respuesta, generalizando al afirmarse que no se habían movilizado y olvidando la autocrítica, que sin embargo sí pudimos apreciar en algunos periodistas que participaban en el propio documental. Varios miembros del público apuntaron en esta dirección y la propia Pura Requena afirmó que “es cierto, no podemos tirar balones fuera. Es responsabilidad de todos y es momento de estar unidos por una nueva RTVV”.

El deseo de recuperar una RTVV que logre ser un medio de calidad, público, plural, vertebrador y en valenciano, estuvo presente entre la gente que asistió al acto de Mostra Viva. Esperamos que ese deseo se convierta en realidad en un futuro no muy lejano.